Escucha ahora

Los Campamentos


Guillermo de la Fuente, el técnico mexicano más joven

El mexicano ha dirigido en España y ahora está en un importante proyecto en China para mejorar el futbol de allá

Guillermo de la Fuente, el técnico mexicano más joven

Guillermo de la Fuente con el técnico de Cruz Azul. Foto:

La vida de un director técnico no es fácil y menos cuando empieza su carrera sin haber sido antes futbolista profesional. Son pocos los entrenadores exitosos que no pasaron antes por el terreno de juego y aún menos quienes a los 21 años ya pueden presumir una envidiable trayectoria alrededor del mundo.
 

Ese es el caso de Guillermo de la Fuente, un chico regiomontano que a su corta edad ya fue aprendiz de Pedro Caixinha en Santos, estudió en Portugal, dirigió en España y actualmente forma parte de un importante proyecto de desarrollo en China, con el objetivo de desarrollar el futbol en ese país para en un futuro convertirse en una potencia Mundial.

En entrevista exclusiva para el Primer Tiempo de La Barra, Guillermo, compartió las dificultades con las que ha tenido que tratar en este auténtico viaje

“No ha sido fácil, tuve mucho apoyo de mi familia, no los he visto en más de un año pero siempre estuvo así el apoyo. Yo desde que llegué a China no recibo ningún apoyo económico, todo viene de mí: todos los viajes, todos mis proyectos ya independiente económicamente.”

Sobre su relación con Pedro Caixinha, actual técnico del Cruz Azul, De La Fuente reveló que contrario a la perspectiva general, es una persona con la que se puede debatir y presentar ideas diferentes.

“Dos años estando en Portugal me he dado cuenta que los portugueses son muy abiertos a la discusión y a las nuevas ideas, entonces yo creo que Pedro (Caixinha) me vio con mucho interés. Yo le fui directo, le dije: “mira, yo quiero ser entrenador, yo quiero estudiar al igual que tú” entonces él vio ese interés y quiso apoyarme”

Guillermo actualmente trabaja en un proyecto de formación en China y antes dirigió un proyecto surcoreano en España, mismo que le permitió vincularse con la cultura asiática.