• Actualizado 07 Oct 2022 16:34

Futbol Internacional

Juan Hohberg, el jugador que ‘murió’ en un juego del Mundial, resucitó y regresó a jugar el mismo día

En una historia digna de una película llena de drama y emoción, la Copa del Mundo de 1954 dejó uno de los capítulos más insólitos de todos los tiempos. Un jugador sufrió un infarto y regresó a jugar minutos después.

Juan Hohberg, el jugador que ‘murió’ en un juego del Mundial

¿Ustedes creen que las personas pueden resucitar?, si la respuesta es no, hoy te traemos uno de los mitos más grandes en la historia del futbol y que se dio en el marco más importante de todos: Una Copa del Mundo. Se trata de Juan Hohberg, el futbolista que murió en una cancha y revivió a los pocos minutos para seguir jugando.

Fue en el Mundial de Suiza 1954, en la Semifinal entre Uruguay y Hungría, en ese entonces dos potencias internacional y que habían metido a más de 40 mil personas en el estadio en Zúrich. Los charrúas tenían a casi el mismo equipo que había salido Campeón en Brasil 4 años antes, mientras que los europeos contaban con nombres que a la postre se harían leyendas, como Ferenc Puskas y Sándor Kocsis.

El partido era emocionante, con llegadas de ambos lados y con las gradas al filo de la butaca, según los relatos de los diarios de esa época. De a poco los húngaros se fueron haciendo del balón y se iban a poner 2-0 adelante, por lo que Uruguay tenia que hacer una verdadera hazaña si quería estar en otra final de Mundial.

TAMBIÉN PUEDES LEER: 10-1, la máxima goleada en la historia de los Mundiales

Con la garra que les caracteriza, los sudamericanos vinieron de atrás y gracias Juan Hohberg iban a descontar apenas arrancando el segundo tiempo y a los pocos minutos iba a venir algo que pasó de una tragedia a un milagro.

Minuto 86′, misma combinación. Centro de Schiaffino y remate de Hohberg para empatar el partido y poner la Semifinal más caliente de lo que ya estaba. En el festejo, Juan va a abrazar a sus compañeros, pero se tira al suelo y no se levantó más, Rápidamente los médicos corren a asistirlo, en lo que hasta ahora y según la versión oficial de la FIFA, fue un paro cardiaco.

La foto del uruguayo tendido en el césped es dramática y una de las más icónicas en la historia del futbol. El estadio enmudeció y a pesar de que el partido se reanudó, la gente no quitaba la mirada de Juan, que moría a un lado de la portería.

El doctor le daba masajes en el pecho y el jugador no respondía, fue entonces que desde el banquillo llegó un asistente con Coramina, un medicamento que en ese entonces se usaba como estimulador para el corazón y fue entonces que después de varios minutos, Juan reaccionó y literalmente le devolvió el alma al cuerpo a más de 40 mil personas en el estadio.

Juan Hohberg, el jugador que ‘murió’ en un juego del Mundial

Pero lo más increíble vendría todavía. Con el marcador empatado, la prórroga llegó y Hohberg se volvió a poner la playera y se metió al campo a defender a su país, a pesar de que los médicos se lo habían prohibido. Uruguay ya no tenía cambios y no quiso dejar a sus compañeros con uno menos.

Para su mala fortuna, Hungría marcó otros dos goles y avanzó a la Final que perdería contra Alemania días después, pero nadie va olvidar que se día, un uruguayo murió en la cancha y revivió para volver a la cancha. Cosas del futbol.

Juan Hohberg, el jugador que ‘murió’ en un juego del Mundial

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad