Escucha ahora

Música


Bale es el rey de la Copa

El galés decidió la final tras una galopada de 60 metros que nadie pudo parar. Antes ya había sido el mejor. Di María adelantó al Madrid y el empate de Bartra no fue suficiente para un Bara sin remate. Neymar topó con el palo en el 90'.

Bale es el rey de la Copa
España.- El Real Madrid ganó la Copa del Rey con un gol que será tan inolvidable como el que consiguió Cristiano en 2011. La diferencia es que no habrá foto que lo recoja. Tendrá que ser un vídeo el que muestre cómo Bale corrió desde el centro del campo y cómo esquivó a Bartra, desviando su carrera por delante del banquillo del Barcelona, fuera de los límites del terreno de juego, para luego volver y recuperar la ventaja perdida, para por fin marcar de tiro raso por debajo de las piernas del portero. Por una vez, y durante unos días, no se extrañen si sueñan con centauros. Sucedió en el minuto 84, pero la final se había engrandecido antes, cuando Bartra logró el empate de cabeza (67’), una igualada inesperada, sin relación con lo que estaba ocurriendo. El fútbol es indescifrable. El niño-central rescataba al Barcelona por pura resistencia a la derrota, la que ningún otro veterano compañero había mostrado. Primero quemó los guantes de Casillas con un disparo durísimo. Después le batió con un cabezazo excelente. No tener memoria es no tener complejos. Que nos disculpe si le hemos juzgado por su cara de crío; nunca le volveremos a pedir que se deje bigote (aunque no le sobrará). Bartra salvó la dignidad de un Barcelona que en el último instante pudo forzar la prórroga. Pero Neymar tropezó con un poste. O permitan que me corrija: tropezó con Casillas. En esa última jugada, el ángel de Iker se manifestó en todo su esplendor. Hasta el propio portero admitió su buena fortuna y, atrapada la pelota, regreso a la madera para agradecer su ayuda

Leer la nota completa AQUÍ