Escucha ahora

Música


Casos de dopaje en el fútbol mexicano

El de Víctor Guzmán no es el primer caso en el balompié nacional

Casos de dopaje en el fútbol mexicano

Víctor Guzmán y otros casos de doping. Foto: W Deportes

Víctor Guzmán habría dado positivo en un control antidopaje con Pachuca en la Jornada 4 del Apertura 2019 y, desde luego, no es el primer caso en el futbol mexicano.

En 1997, Claudio Suárez fue acusado de haber ingerido nandrolona, una droga que beneficia el crecimiento muscular, durante la Copa Confederaciones del 97 con la Selección Mexicana. En aquel entonces, el “Emperador” movió cielo, mar y tierra para limpiar su imagen, además del mal manejo en el protocolo de las pruebas que ayudó a que no recibiera castigo por parte de la FIFA.

En el 2005, durante la Confederaciones de Alemania previo al Mundial, Salvador Carmona y Aaron Galindo dieron positivo por naondrosterona y cuando se dio a conocer la verdad fueron suspendidos un año.

Para el 2010 fue Omar Ortiz, el famoso “Gato”, quien resultó positivo por un par de esteroides que se utilizan para ganar masa muscular. El arquero fue castigado dos años y nunca regresó al futbol porque para el 2012 fue detenido por participar como cómplice en algunos secuestros y hoy está preso.

También está el caso del Clembuterol en la Copa Oro del 2011, en donde Sinha, Ochoa, Maza Rodríguez, Hobbit Bermúdez y Édgar Dueñas dieron positivo y fueron dados de baja de esa convocatoria. Al final quedaron limpios y sin castigo.

El último fue el de Julio Nava en el 2015 con Jaguares, el volante dio positivo en Bethametasone y fue suspendido ocho meses de las canchas.