Escucha ahora

Comentando el Futbol


Clint Longley, el novato que brilló en un día de acción de gracias

Conoce una de las historias más asombrosas de la NFL

Clint Longley, el novato que brilló en un día de acción de gracias

Clint Longley. Foto: Getty Images

Los juegos de futbol americano en Día de Acción de Gracias han regalado emblemáticos momentos en la NFL y sin duda, la historia de Clint Longley es una de las más recordadas.

Longley, era el mariscal de campo novato de los Cowboys en 1974 y suplente del legendario Roger Staubach, sin embargo la vida le tendría reservado un lugar en la historia.

El 28 de noviembre Dallas se midió ante Washington en un duelo crucial para llegar a postemporada, los vaqueros perdían 16-3 en el tercer cuarto, cuando Staubach tuvo que salir del campo por una lesión. Así que Clint Longley, que no había jugado en ninguno de los 11 partidos anteriores, tomó las riendas del equipo frente a la defensiva más experimentada de la época.

En su primera intervención el novato conectó una pase de 35 yardas con Billy Joe Dupree para acercar a los de la estrella solitaria, posteriormente lideró una serie ofensiva que culminaría con un acarreo de 1 yarda de Walt Harrison para ponerse en la pelea.

Sin embargo, el momento cumbre llegó en el último suspiro; Dallas caía 23-17 con 28 segundos en el reloj y sin tiempos fuera. Fue entonces que el brazo de Longley se llenó de magia para lanzar un ave maría de 50 yardas hacía la zona de anotación que fue atrapado por Drew Pearson para conseguir la milagrosa victoria 24 por 23.

Longley nunca pudo ganarse un puesto titular con Dallas y en 1976 fue cambiado a los Chargers por una pelea a golpes con Staubach, pero su actuación esa noche quedará marcada como una de las mejores en Día de Acción de Gracias.