Escucha ahora

Territorio Azul


La mala relación del Estadio Azul con el futbol

En este inmueble hubo tragos amargos en su historia

La mala relación del Estadio Azul con el futbol

Cruz Azul al momento de perder una final en el Estadio Azul. Foto: Getty Images

El Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes, ahora conocido como Estadio Azul, fue concebido como un recinto para jugar futbol americano y es quizá por eso que los equipos de soccer que fueron locales ahí batallaron para ser campeones.

El balompié y este estadio no iniciaron de buena manera su relación ya que el dueño Neguib Simón Jalife insistía en que se llevaran a cabo ahí partidos de la primera división mexicana, sin embargo los directivos de la liga argumentaban que quedaba muy lejos además de que estaban conformes con el Parque Asturias.

Fue hasta que Moises Cosío, dueño del Parque Asturias, adquirió el Estadio Azul y la Plaza de Toros, que decidió derrumbar su antiguo estadio de madera para que por fin la liga aceptara empezar ahí.

Finalmente el primer partido de futbol que se disputó fue en enero de 1947 en un amistoso del Veracruz liderado por Luis ‘Pirata’ Fuente contra el Racing de Argentina que terminaron ganando 2-1 los del Puerto Jarocho.

Desde aquel entonces, Atlante, Necaxa, América y Cruz Azul tuvieron periodos de localía en este estadio, sin embargo sólo uno logró coronarse ahí cuando ni si quiera existía el formato de liguilla.

Fueron los Potros de Hierro en la temporada 46/47 y curiosamente aquel encuentro que definió el campeonato contra León estuvo lleno de polémica, ya que debía jugarse en el Bajío, pero debido a un brote de fiebre aftosa en el ganado, la Secretaría de Agricultura determinó que se llevara a cabo en la capital y fue así que el Atlante consiguió un título de liga en el Estadio Azul, algo que nadie más pudo volver a repetirlo.