Escucha ahora

Música


La maldición del estadio La Corregidora

Son varios los equipos que han pasado por el coloso del Cimatario y la leyenda continua viva

La maldición del estadio  La Corregidora

Estadio del los Gallos . Foto: Getty Images


Los mitos y leyendas que acogen al Estado de Querétaro son muchas, las más conocidas son: La Zacatecana, Chocho el roto, el callejón de don Bartolo y el Templo de la Cruz


Sin embargo, el mundo deportivo no se salva de ello. El Coloso del Cimatario, esconde entre sus puertas una de las leyendas más importantes en el Estado del acueducto. 
Cuenta la leyenda que el Estadio La Corregidora fue construido sobre el panteón municipal de la ciudad, por lo cual se explica la malaria que tienen los equipos del máximo circuito que han tenido como hogar dicho recinto. 


La “maldición” relata que ahí yacen las almas de los muertos que no descansan y tomaron como venganza a los equipos que juegan en el estadio mundialista. 


En el año 2007, el entonces presidente de la Segunda División explicó la teoría, en donde aseguraba que en el año 1980 cuando Atletas Campesinos ascendió exigieron al gobierno de Rafael Camacho Guzmán la construcción de un estadio, de no ser así se llevarían al equipo a otra ciudad. A lo que el presidente se negó y el equipo fue vendido, a pesar de, meses después se comenzó la construcción del Estadio mundialista para albergar los juegos del mundial de 1986, pero el único lugar en donde se podía construir era el panteón municipal de Querétaro


El estadio cumplió en febrero de este año 35 años de ser inaugurado y ya tiene una lista de víctimas: Cobras de Querétaro, dicha franquicia descendió y desapareció en 1987. Atlante que en el año de 1990 perdió la categoría, Gallos Blancos de Querétaro también descendió, pero ocurrió 4 años después y TM Gallos Blancos, que también desapareció luego de descender solo un año después. 


En el año 2004, la FEMEXFUT tuvo una reducción de participantes en el máximo circuito, dejando fuera y en automático el descenso de Gallos Blancos, por lo que el equipo desapareció de igual manera.   


Cuando todo parecía que había terminado, en el año 2007 Gallos vuelve a caer en la división inferior, sin embargo, este equipo continuo en la división de plata, pero poco les duro el gusto pues en el año 2013 se volvió a consumar otro descenso. 


Luego de esta caída, Amado Yáñez compró a Jaguares y lo trajo a la capital queretana, dándole así a los queretanos, futbol de máximo circuito, este equipo fue absorbido por el TAS y vendido a Grupo Imagen, hasta hace 6 meses cuando cambio de propietario a Grupo Caliente.


Son varios los equipos que han pasado por el coloso del Cimatario y la leyenda continua viva