Escucha ahora

Noticiero W Deportes AM


Las dos caras de la moneda en la Liga Bancomer

Algunos extranjeros terminan convirtiéndose en figuras de nuestro balompié, pero muchos otros solo vienen a tapar la salida de canteranos

Las dos caras de la moneda en la Liga Bancomer

Édgar Méndez. Foto: Getty Images

Cada torneo en México llegan decenas de extranjeros a quitarles un puesto directo a los jóvenes mexicanos. Algunos de ellos aportan buenas cosas y terminan convirtiéndose en figuras de nuestro balompié, pero muchos otros solo vienen a tapar la salida de canteranos.

Para este Apertura 2017, hay varias incorporaciones que llegaron para romperla en los diferentes equipos. El más rendidor ha sido Enner Valencia con los Tigres, quien en apenas 413 minutos jugados ha marcado seis goles y es sublíder de goleo detrás de Mauro Boselli.

Édgar Méndez, español que trajo Paco Jemez y que en un principio se dudó de él, lleva cuatro goles con el Cruz Azul y ya se ha ganado el cariño de la afición.

Otros dos extranjeros que llegaron para aportar su granito de arena son Gustavo Bou de Tijuana y Andrés Mosquera de León.

Sin embargo, existe el otro lado de la moneda, petardos que sólo llegan para robar un puesto y cobrar muy bien. Joffre Guerrón con los Pumas es un claro ejemplo de ello, en liga no ha podido marcar y es de los más criticados por sus actuaciones.

El mismo caso es para Mateus Uribe del América y Alejandro Faurlín de Cruz Azul, refuerzos foráneos que no han podido brillar por la falta de minutos con sus equipos.

Un extranjero que ni siquiera ha debutado es Juan Pablo Carrizo, refuerzo de Monterrey que ha militado en equipos europeos como Inter de Milán, Lazio y Zaragoza, pero que no cuenta para Antonio Mohamed.