Escucha ahora

Show de Medio Tiempo


Los peores escándalos en la carrera de Ronaldinho

El crack brasileño fue un fenómeno en dentro de las canchas y afuera de ellas

Los peores escándalos en la carrera de Ronaldinho

Ronaldinho político. Foto:

Ronaldinho ha decidido retirarse del futbol para dedicarse a otras cuestiones, por lo que se le extrañara por haber brindado un sinfín de juegos impresionantes que pasarán a la historia, además de haber patentado grandes jugadas mágicas que sólo a él le salían con mayor precisión.

Sin embargo, no todo fue mágico para el futbolista brasileño, ya que también tuvo problemas fuera de las canchas por culpa de las fiestas. Es por eso que traemos los perores escándalos en la vida de Ronaldinho.

En el 2007 tras una fecha FIFA, el futbolista salió escondido en la cajuela de un carro para no ser acosado por los medios de comunicación, ya que un día antes, Robinho organizó una fiesta que comenzó en jueves y terminó hasta el mediodía del viernes, pero eso no fue todo, ya que mandaron a pedir 40 condones durante la pachanga. El desagrado de los aficionados fue inminente y reprocharon el acto, además de que el entonces entrenador del Barca, Frank Rijkaard, no lo convocó para el siguiente encuentro del equipo.

En el 2010 tras su llegada al Milán de Italia, se pensó que el astro brasileño compondría su comportamiento, pero no fue así ya que antes del clásico ante el Inter, Ronaldinho reservó una suite en un hotel lujoso por tres días, donde convivió con amigos y modelos, gastando poco más de 75.000 euros. La afición le reprochó al crack este acto irresponsable, ya que el club perdió el encuentro importante.

Una más de ese mismo año, fue cuando el conjunto del Milán salió de gira por los Estados Unidos, donde el conjunto "Rossonero" tuvo una pésima actuación, sin embargo, al crack no le importó y salió a un bar con su compatriota y amigo Dida para tomar unos tragos. En el lugar se encontraron con aficionados del equipo, quienes molestos por los malos resultados los mandaron a dormir temprano.

En el 2012, Ronaldinho estando en Brasil reservó un hotel en Rio de Janeiro por 5 días, lugar donde festejó su cumpleaños número 32, sin embargo, el futbolista pasó todo ese tiempo de fiesta dentro del inmueble con amigos y mujeres, más adelante los seguidores y directivos del club al que pertenecía le reprocharon por haber hecho eso, a lo cual el delantero se excusó diciendo que en Europa nadie se metía con la vida privada de los jugadores.