Escucha ahora

Territorio Azul


Por el sub-cielo europeo

Manchester United y Ajax disputan la final de la UEFA Europa League por el título y un boleto a la próxima Copa de Campeones

Por el sub-cielo europeo

El trofeo que se disputará en el Friends Arena de Estocolmo, Suecia. Foto: Getty

Más allá de la Champions League, otra competencia continental europea se lleva los reflectores esta semana y promete, como lo ha hecho a lo largo de todo el año, un desenlace espectacular.

La final de la UEFA Europa League tendrá frente a frente a dos gigantes europeos. Por un lado, el Manchester United, un club de alto reconocimiento pero que desde que alzó la Orejona en 2008, no conoce la gloria continental.

Una nueva etapa, sin Sir Alex Ferguson en el banquillo y ahora con José Mourinho y fichajes millonarios en su lugar, finalmente está dando resultados y tiene a los Red Devils en la puerta de la gloria en el sub-cielo europeo, misma que lo llevaría también a disputar la próxima Copa de Campeones, premio que la Europa League otorga al campeón de la competencia.

Del otro lado aparece otro grande, este con más tiempo dormido. El Ajax, aquel que en los setentas dominó Europa y en los noventas volvió a aparecer con un futbol atractivo, hoy busca renacer a partir de la juventud, con una plantilla que promedia 22.7 años de edad.

El duelo se vivirá en medio de la ‘Zlatan-manía’: El Manchester United es el actual equipo del Ibrahimovic, el Ajax, el equipo donde se hizo famoso y por si fuera poco, el partido se disputará en el Friends Arena de Estocolmo. Sí, la capital de Suecia, el país de Zlatan.

Por si fuera poco, esta final tendrá el reencuentro de dos familias que 22 años atrás conocieron la gloria. Por un lado estará Daley Blind con el Manchester United, cuyo padre fue capitán del Ajax que se volvió campeón de Europa. Del otro lado estará Justin Kluivert, hijo del reconocido atacante Patrick Kluivert, quien también formó parte de ese equipo que se coronó en 1995. En esta ocasión, Blind y Kluivert volverán en la figura de sus hijos a una final europea, solo que será la del segundo torneo en importancia y no como compañeros, sino como rivales.

Este miércoles se define no solo el equipo campeón de la Europa League, sino el derecho de volver a ser el gigante que alguna vez fueron.