;
  • 12 JUL 2024, Actualizado 13:18

Ramadán en el futbol: ¿Qué es? ¿Por qué los jugadores comen en pleno partido?

El fin de semana, Oussama Idrissi dejó una imagen muy poco vista en México. El marroquí rompió su ayuno por el Ramadán, una larga tradición musulmana que ya se ha visto mucho en Europa y que impide a los futbolistas comer o beber, mientras el sol esté en su apogeo. Hoy te contamos los motivos, el origen y cómo le hacen los futbolistas para sobrevivir todo este mes.

Idrissi rompió el ayuno por Ramadán en pleno partido ante Tigres

Idrissi rompió el ayuno por Ramadán en pleno partido ante Tigres

El sábado pasado, a mitad del juego entre Tigres y Pachuca, una imagen se robó la atención. Ousamma Idrissi se acercó a la banda, se puso de rodillas y comió un plátano. ¿Calambres?, no, se trata del Ramadán, la milenaria tradición y celebración musulmana que le impide a sus creyentes beber o comer durante el día y solo pueden hacerlo cuando el sol se ponga.

Si bien, esta imagen ya es muy conocida año con año en el futbol europeo, en México casi nunca se había visto, al menos no en un jugador que estuviera en cancha.

Es por eso que hoy, en W DEPORTES, te explicamos en qué consiste el Ramadán, por qué se celebra y que consecuencias tienen los futbolistas musulmanes para cumplir con lo que dicta su religión.

¿QUÉ ES EL RAMADÁN?

El nombre “Ramadán” procede de la raíz árabe “ar-ramad”, que significa calor abrasador. La historia dice que en el año 610 d.C., el ángel Gabriel se le apareció al profeta Mahoma y le reveló el Corán, el libro sagrado del Islam. Si bien, no hay una fecha exacta de este suceso, al cual se le llamó Laylat Al Qadar (o la “Noche del Poder”) ocurrió durante marzo y abril. Es por eso que los musulmanes ayunan durante todo este mes para conmemorar la revelación del Corán.

Este año, la celebración comenzó el 10 de marzo y termina justo este martes 9 de abril.

Aunado esto, el Ramadán es el noveno mes del calendario lunas el cual sigue la religión musulmana, el cual se basa en las fases lunares a lo largo del año. Debido a esto, el año musulmán tiene menos días, debido a que la luna cambia días antes e que se cumplan los 12 meses.

Durante todo este mes, los fieles no pueden ingerir ningún tipo de comida o bebida durante el día y solo lo pueden hacer de puesta de sol a puesta de sol, o lo que es lo mismo, cuando la luna salga a la vista.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Messi me puso el puño: Nico Sánchez tiró fuertes acusaciones a Leo y el Tata Martino

¿CÓMO AFECTA A LOS FUTBOLISTAS?

Esta celebración musulmana ha sido motivos de análisis a fondo en el futbol profesional, no solo en los países donde se sigue esta tradición, sino en el futbol europeo, donde año con año es más común ver a jugadores rompiendo su ayuno en pleno partido.

El caso más sonado y que le dio la vuelta al mundo fue en 2022, cuando el árbitro del partido entre el Hamburgo y el Borussia Dortmund, paró el partido a los pocos minutos de empezar, solo para que Moussa Niakhaté pudiera romper su ayuno de horas.

Un poco de agua, una fruta, regularmente plátano o manzana y a seguir, aunque de acuerdo a versiones, en el medio tiempo o en el vestidor, fuera de cámaras, varios futbolistas se alimentan con alguna proteína o una comida más formal.

Esa tradición, llevada al alto rendimiento, cambia por completo el día día de un jugador profesional. De acuerdo a una investigación de FIFPRO, el futbolista tiene que cambiar su ciclo de sueño para poder alimentarse antes del amanecer y poder aguantar más de 12 horas sin comer y sin beber nada.

Lo ideal para un atleta es hacer una comida fuerte a las 5 de la Mañana, minutos antes de que salga el sol. Se recomienda arroz, papas, algo de carne o pollo y contenido de glucosa, para no tener problemas al hacer actividad física en las horas siguientes.

Y en la noche, una vez que se puede romper el ayuno, algo más ligero, como fruta, cereales y agua, que ayude a recuperar las calorías perdidas en un entrenamiento o un partido.

EL CICLO DEL SUEÑO

Y otro punto importante es el reloj biológico para dormir. Lo ideal para los musulmanes es dormir una buena parte durante el día, para poder despertar a comer durante la noche y hacer sus oraciones durante la madrugada. Por eso, algunos clubes en Europa cambian sus horarios de entrenamiento a horas más tempranas, para que sus jugadores puedan volver antes a casa y poder tomar siesta.

Si bien, durante la madrugada también pueden dormir, la mayoría prefiere quedarse despierto para orar y dar gracias.

El final del Ramadán lleva por nombre Eid-el-Fitr, dura dos o tres días y son las fechas más importantes para la religión musulmana. Sus fieles se visten con sus mejores ropas, y hacer cenas y comidas con sus familias, amigos, y seres queridos.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen vivo

W Deportes
En vivo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad