• Actualizado 27 Ene 2023 20:02

Salvador Cabañas, a 13 años de la tragedia

La madrugada del 25 de enero del 2010 cambió la vida del mariscal paraguayo.

Salvador Cabañas recibió un balazo en la cabez. Foto: mexsport

Salvador Cabañas recibió un balazo en la cabeza el 25 de enero del 2010. Foto: mexsport(Thot)

La carrera de Salvador Cabañas dio un vuelco inesperado la madrugada del 25 de enero del 2010, un día como hoy pero de hace 13 años, cuando un altercado con un hombre ligado al crimen organizado provocó que le dispararan en la cabeza, poniendo al paraguayo al borde de la muerte.

Aquella mañana, México despertó con la terrible noticia del incidente en el famoso Bar Bar de Insurgentes, un lugar concurrido por futbolistas, políticos y la farándula en la Ciudad de México y que sirvió de escenario para uno de los grandes escándalos del futbol mexicano.

Un pleito en el baño, un reclamo, lío de mujeres; versiones hay muchas, lo cierto es que aquella madrugada, un hombre llamado José Jorge Balderas Garza, sacó un arma e impactó al Mariscal en la cabeza, dejándolo al borde de la muerte y terminando así, sin tocarse el corazón, con la carrera de uno de los mejores extranjeros que ha venido al futbol mexicano.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Dani Alves: Así es la segura, famosa y ‘lujosa’ prisión donde está recluido el exjugador de Pumas

SECUELAS DE POR VIDA

El entonces jugador del América estuvo casi dos meses internado, fue intervenido de emergencia y aunque no le pudieron sacar la bala que hasta estas fechas todavía se aloja en su cerebro, sí le pudieron salvar la vida.

A la postre, la historia de aquella fatídica noche saldría a la luz. Un narcotraficante apodado el JJ fue el autor de la agresión. La versión oficial fue un pleito en el baño del Bar, aunque en entrevistas posteriores, el delincuente y algunos de sus cómplices, indicaron que había algo más atrás del ataque.

Hoy, después de muchos años con complicaciones de salud y secuelas que le dejó el impacto, Cabañas luce cada vez mejor, constantemente juega partidos de leyendas en México y en varios países, además de conferencias contando su caso y cómo logró superar tanta adversidad, tanto física, como emocional.

Hace no mucho fue asistente técnico en Cafetaleros de Chiapas en la Liga de Expansión y pretende convertirse en técnico o directivo algún día. En especial de las Águilas, club al cual recuerda con cariño y a donde volvió hace unos días para convivir con el Tano Ortiz y algunos viejos conocidos como Miguel Layún, con quien coincidió un par de años.

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad